Home assets/iconos/drop-down-placeholder Created with Sketch. El Arte sagrado de escuchar

El Arte sagrado de escuchar

Por Alejandra Quintero Oria 

 

¿Tienes la intención de escuchar mejor a los demás?

Generalmente nos damos cuenta de que no escuchamos a los demás, cuando nos enfrentamos con alguna dificultad en una relación; por ejemplo, con un hijo adolescente, o con tu pareja… Solo hasta que las cosas se ponen duras, en cuando hacemos consciencia de que quizá podríamos haber escuchado antes de reaccionar.


¿Por qué es tan importante saber escuchar?

Escuchar y se escuchado es la base de las relaciones.


La tecnología ha afectado nuestro espectro de atención. El usuario promedio checa sus mensajes más de 150 veces al día.  Mientras más tiempo de pantalla, menor es nuestra concentración y por lo tanto menor es también nuestra capacidad de escuchar.


Cuantos de ustedes se identifican con la escena de estar tratando de hacer algo en la computadora y estar constantemente distrayendo la atención a los mensajes que entran al celular, a Instagram, a comprar algo en internet… Vivimos en la era de la tecnología de la interrupción.


¿Cómo podemos cultivar el arte sagrado de escuchar?

Cuando estoy completamente presente, me acerco a un estado de consciencia que me permite tener la capacidad de REALMENTE escuchar.


OBSERVA QUE PASA CUANDO ESCUCHAS….. EXPLORA LO QUE ES ESTAR DESPIERTO

Cuando estoy haciendo mil cosas a la vez (multitasking), la mente me distrae constantemente. No quiere estar en calma, no quiere ir hacia dentro.


El difícil escuchar cuando me siento lastimado por el otro.  Por eso cuando alguien me dice “tenemos que hablar”, lo último que quiero es escuchar lo que tiene que decir.  Automáticamente entro a un estado de “defensa”.  Me siento ofendido, inseguro, me pongo tenso de inmediato si me siento rechazado.


El ARTE DE ESCUCHAR se trata de practicar estar presente.  Ir cultivándolo que es estar el el momento presente para poder escuchar.  Requiere PRACTICA.


Tenemos muchos patrones que no nos permiten escuchar al otro.  Cuando alguien está hablando y yo estoy pensando en lo que voy a contestarle, ya no estoy escuchando profundamente.


Haz el siguiente ejercicio:

  • Explora que pasa cuando escuchas con la mente y el corazón abiertos.  Solo cultivando esta escucha sagrada es que puedo crear intimidad.

  • Piensa en alguien con quien quisieras aplicar esta práctica.  ¿Qué significa escuchar profundo en el momento presente?

  • Cierra los ojos, sigue los sonidos, en silencio descubre quién eres, en lo más profundo. Escucha los sonidos a tu alrededor, percibe el espacio, no juzgues, solo observa.
  • Escuchar profundamente, crea un nexo, un lazo, una conexión activa, una apreciación de lo que está surgiendo.

Ofrecer tu presencia total, es la demostración más grande de amor.


Escuchar es recargarte suavemente con la voluntad y apertura de que surja un cambio en ti como resultado de lo que escuchaste. – Mark Nippo


  • No trates de cambiar nada, solo se trata de estar ahí. Realmente escuchando. 

Solo escucha, no juzgues

Solo escucha, no controles

Solo escucha, no interpretes

Solo escucha, no te distraigas pensando en lo que quieres responder


  • ¿Estas percibiendo sensibilidad de ti mismo? ¿O se siente más como un espacio abierto?  Reflexiona.
  • ¿Qué te está frenando a no poder escuchar más profundamente a los demás?  (¿te distraes a otros pensamientos? ¿Estás planeando una respuesta?
  • ¿Qué intención pondrías a tu escucha con esa persona?
  • El regalo de profundizar nuestra escucha, crea una atmósfera de amor; el otro se descubre… florece.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Normalmente no es fácil escuchar porque hay mucho “ruido”, de mis patrones, de lo que estoy pensando que el otro quiso o quiere decir; me proyecto, influyen mis deseos y mis miedos.


Cuando no estoy en un estado de escucha profunda, interfiere lo que “yo quiero”, lo que quiero probar, para dónde quiero llevar la conversación.  Cuando quiero persuadir al otro, o estoy escuchando con mi propia agenda, se inhibe mi capacidad de escuchar y aprender lo que hay ahí.


La escucha profunda es el tipo de escucha que es tan poderosa que puede calmar el sufrimiento de otra persona.  Cuando dejo que el otro vacíe su corazón en mí, hago que surja la compasión y lo ayudo a sanar.


Si estoy en una conversación y la quiero llevar hacia algún lado, estoy bloqueando la escucha con corazón abierto.


Cuando la otra persona no está conectada consigo misma, también es difícil escuchar.


La clave es no controlar lo que está pasando dentro de mí, ni con el otro.  Reconocer lo que está sucediendo, pero no controlarlo.



El Arte Sagrado de Escuchar y su poder sanador


El poder de escuchar es lo que sana las relaciones.


Entrénate a ti mismo a escuchar; escuchar al otro profundamente y sin agenda personal, requiere práctica.  Por eso es importante que te comprometas a hacer ésta práctica regularmente.


La única manera de sanar el conflicto es ESCUCHANDO.


ESCUCHAR nos revela que no hay separación entre unos y otros.  SOMOS UNO.


Namasté.

COMPARTE EN REDES SOCIALES

Deja un comentario